Uno de los problemas más comunes en las casas es la presencia de plagas urbanas que, a falta de sistemas de control programados, proliferan rápidamente volviéndose una amenaza constante para nuestra salud, por lo que es necesario contratar un servicio profesional de fumigaciones para garantizar que el problema desaparezca eficazmente.

A modo de previsión, te compartimos algunos prácticos consejos para el antes y después de fumigar el espacio que deseamos dejar libre de plagas.

ANTES DE LA FUMIGACIÓN:


  • Realizar la limpieza tal y como hacemos normalmente para que el área esté ordenada.
  • Despejar las áreas en las que se observa una mayor actividad de la plaga para que el especialista pueda llegar a los nidos y cortar el problema de raíz.
  • Separar los muebles unos 30cm de las paredes, si es posible, para poder llevar a cabo la fumigación en todos los perímetros.
  • Cerrar todas las ventanas y las puertas.
  • Apagar los equipos eléctricos, especialmente el aire acondicionado y los ventiladores.
  • Guardar los alimentos, o en su caso resguardarlos en bolsas de plástico cerradas.

DESPUÉS DE LA FUMIGACIÓN:


  • Tener en cuenta que la estancia debe permanecer cerrada de 2 a 4 horas, dependiendo de la recomendación del especialista.
  • Antes de volver a entrar a la casa, abrir las ventanas durante un par de horas para que quede bien ventilada.
  • Limpiar la estancia al menos 24 horas después de que se haya realizado la fumigación, no antes.

Te recomendamos realizar estos prácticos consejos, además de las observaciones que realice el especialista. Con esto tendrás la certeza de que tus espacios quedarán libres de plagas.

Si tienes más preguntas sobre este y otros temas, contacta a los expertos de Fumigaciones Apoyos Integradores, y con gusto te apoyaremos.